18 años de autogestión: entrevista a Poseidótica

1

El sábado 5 de octubre es la cuarta edición del festival Viaje de Agua, evento gestionado por Poseidótica, que con un origen de independencia y autogestión se ha logrado consagrar como uno de los festivales más importantes de Buenos Aires y a nivel nacional. En este contexto, nos acercamos al Poseidomo para charlar con la banda, que está por cumplir 19 años.


Por Lucy Chantada y Juan Cruz Bello Vargas
Fotos de Lucy Chantada

El Viaje de Agua es un festival que está tomando cada vez más fuerza, convirtiéndose en uno de los referentes de la movida cultural a nivel nacional, ¿Cómo surge la idea de organizar su propio festival? ¿Cuál es el objetivo? ¿Qué representa para ustedes?

Walter Broide: El Festival surge del deseo y la necesidad de seguir creciendo como grupo musical y creativo, ya veníamos hace tiempo produciendo shows complejos a nivel producción y concepto, y pudimos vislumbrar que podíamos convertir nuestra manera de trabajar en un festival con un concepto muy claro. 

Respeto, igualdad, riesgo y amor, es decir, es una propuesta que nos permitió poner en práctica nuestra manera de ser y hacer las cosas. También una oportunidad para poner a la inversa todo lo que nunca te gustó de un festival o como te trataron o te relacionaste con el evento. 

Personalmente me ha tocado muchas veces tocar en un festival y que nos den 20 minutos para mostrar lo nuestro, en un triste camarín y sin la posibilidad de compartir el lugar y conocer a las otras bandas, a nuestro criterio es un concepto mezquino y corto en lo humano. 

El festival Viaje de Agua cumple con unos requisitos básicos y entre ellos están los siguientes mandamientos: todas las bandas tienen un buen tiempo para mostrar su propuesta, no importa si sos consagrado o una banda nueva, el espacio y equipamiento para mostrar la música es igual para todos; todos los músicos compartimos todo de la misma forma, camarines, comidas, trato, experiencias...de eso se trata un poco el concepto humano del festival. ¿Sabés qué trae de a montones esta manera de hacer las cosas? Muchísimo amor y respeto, cantidad de besos y abrazos... que también son un un arte.

Desde la faz musical vamos explorando distintas propuestas siempre con la idea de que haya al menos una banda del interior de nuestro país, alguna banda de nuestro continente (clave en nuestra idea de construcción de un circuito latinoamericano sano y potente) y excelentes propuestas de Buenos Aires.

Me alegra mucho que el festival se convierta en un referente de under, hay tantas excelentes bandas y propuestas que merecen un lugar y un festival mainstream a nuestro modo.

¿Están trabajando en nuevo material? ¿Cómo se relaciona con su último disco?

Martín Rodríguez: Sí, entre las mil cosas que venimos haciendo, estamos componiendo nuevos temas, experimentando con otras sonoridades y texturas, es un proceso largo y que precisa de mucha dedicación, y la verdad que entre las fechas, el Poseidomo (nuestro búnker), ahora el festival.... nos falta tiempo. De todos modos, en estos días está saliendo un single, es una canción llamada Reconstrucción, de corte post industrial, y antes de fin de año saldrá otra un poco más kraut. La idea es evolucionar, no repetirnos, pero desde ya que tiene relación con El Dilema del Origen que es nuestro último disco. Veremos por cuales caminos viene el próximo álbum.

Este año tocaron dos veces en Chile, primero en el Woodstaco y luego en la gira con Los Tábanos Experience, ¿Cómo fueron esas experiencias?

WB: Grata experiencia en todo sentido, fuimos por primera vez en enero de este año con el eje principal de tocar en el súper festival Woodstaco y completamos con dos shows más en Santiago y Concepción. La idea era clara, mostrar el universo Poseidótica dentro y fuera del escenario. 

Luego de esa gira comenzó rápidamente a gestarse la vuelta, esta vez hermanados con  Los Tábanos Experience, un grupo que practica un género autodenominado “ImproWeed”. Con ellos realizamos tres muy buenos conciertos y nos sentimos locales, estrechamos lazos con la comunidad de músicos, productores y el público en general. Pura deconstrucción y disfrute.

¿Cómo ven la escena musical independiente a nivel nacional y en Latinoamérica? 

MR: La escena está fuerte, hay muchas bandas muy interesantes, generando desde los márgenes, nuevos promotores que quieren conectar movidas y países, y también muchas personas con ganas de disfrutar otros estilos musicales, no solo lo que se difunde por los canales de transmisión mainstream. Con el paso de los años también vemos montones de grupos que se separan, y no es para menos porque ser músico en Latinoamérica es muy difícil, hay que ser paciente, tener objetivos concretos y a corto plazo, y tratar de no desmotivarse con la realidad, que es muy dura, lo importante es ser creativos, perseverar y no perder el foco.

¿Creen que este tipo de colaboraciones ayudan a generar un circuito latino de bandas?

WB: Desde ya que sí, como comentaba un poco en otra pregunta anterior, el continente goza de una variedad y una calidad musical excepcional, con propuestas muy profesionales y auténticas, el desafío es romper y volver a construir un circuito con la mirada puesta en valores reales ponderando lo humano y lo musical al mismo nivel. Encontramos muchas bandas y público que valoran esta visión y se van sumando haciéndonos saber que gustan de esta forma de hacer y construir.

Este año se gestionaron dos ediciones del Viaje de Agua, siendo el primero en agosto en Montevideo, ¿Cómo surgió esa idea? ¿Cómo lo vivieron?

MR: Hace un par de años con Leito Bianco, un gran amigo, programador en Bluzz Live, le veníamos dando vueltas a la idea de volver a tocar en Uruguay. Entre idas y venidas fue decantando que teníamos que armar el festival allá, dado que en las dos ediciones anteriores invitamos a Motosierra y Hablan por la Espalda, por lo cual, era una continuación natural llevar el Viaje de Agua a Montevideo. Dicho y hecho, el evento fue un éxito, a nivel musical y humano, y abrimos la puerta para volver a hacerlo el próximo año. El objetivo es de a poquito ir expandiéndolo a otros lugares, así que veremos si en 2020 podemos llevarlo a Chile.

¿Cómo es el proceso del armado del Viaje de Agua? ¿Cómo pensaron el line-up de esta edición?

WB: Este año buscamos propuestas disímiles pero complementarias, el festival es un evento diverso en lo musical pero heterogéneo en actitud, todas las bandas que se van a presentar en esta edición están viviendo un gran momento artístico y tienen la fuerza y la calidad para dejar claro en escena lo que tienen para ofrecer. Podría decirte miles de palabras acerca de cada artista, pero qué mejor que ir a sentirlo en vivo.

En la gran mayoría de sus presentaciones en vivo contaron con une (o más) invitade(s), ¿Que importancia le dan a la presencia de estes invitades en sus presentaciones?

WB: Simplemente lo vivimos como una oportunidad para expandir nuestras fronteras musicales, a veces incluyendo un cantante en nuestro universo sin palabras, a veces sumando músicos que nos aportan distintas texturas o disparan sonidos que nos llevan hacia otros lugares imaginarios, lo hacemos por gusto y placer, y no hay límite alguno para ello. 

¿Cómo ven en retrospectiva estos 18 años de carrera, 4 discos de estudio en su haber y la organización de uno de los festivales más importantes de la escena?

MR: La verdad no lo podemos creer. En diciembre vamos a cumplir 19 años, una barbaridad, con Hernandus y Santi comenzamos inocentemente desde muy chicos, y la verdad se fue dando todo muy naturalmente. Creo que si bien somos ambiciosos, al mismo tiempo partimos de la simple idea de disfrutar de lo que hacemos y pasarla bien entre amigos, eso es clave para seguir juntos. Somos afortunados por todo lo que hemos logrado, más allá del esfuerzo y la dedicación que le pusimos, y nos encanta hoy por hoy ver como el festival también fue ganándose su lugar, y mucha gente nos dice que lo está esperando, o incluso, compra la entrada sin saber quienes van a tocar. Eso es realmente maravilloso.

¡Muchas gracias por tomarse tiempo para responder esta entrevista! ¿Hay algo más que quieran agregar?

WB: Gracias a ustedes por acompañar esta propuesta, ayudar a compartir estos conceptos es vital para la salud de este festival, como siempre decimos es un festival que hacemos los Poseidótica pero no es nuestro, es de todos los que participamos, trabajamos y de la gente que va a disfrutarlo, es un pequeño tesoro que cuidamos y pretendemos hacerlo crecer.

Comentarios

comentarios