ACOSTADETODO: “el contacto personal del show en vivo es la posta”

ACOSTADETODO1

El productor y músico de mil bandas, Mariano Acosta, volvió a la carga con Ilegal, el último EP de su proyecto solista Acostadetodo. Sembrando es su más reciente video y la excusa para hablar con él del disco, su trabajo con Lucho SSJ y los traperos y lo que se viene para Don Adams, Los Swingvergüenzas, Fantasmagoria y el resto de sus grupos.


Por: Lisandro Machado
Foto por Gonzalo Mitcof

Para quien no conozca a Mariano Acosta, probablemente escuchar de alguna de sus bandas igualmente le suene familiar. Es que el músico multiinstrumentista forma parte de Fantasmagoria, Don Adams con Frankie Langdon, Los Swingverguenzas con Joaquín Levinton, Coxis y además es el productor detrás de parte del material de algunos traperos muy importantes como MP y Lucho SSJ. En todo ese mundo también entra Acostadetodo, su espacio solista con el que saca música cuando lo necesita, toca cuando quiere y le da su impronta obtenida de su propia búsqueda y la trama de sonidos con los que se relaciona.

Ilegal es precisamente el último EP de este proyecto, con varios videos ya lanzados. Sembrando es el más reciente y la excusa para hablar con Mariano, frenado espacialmente con la cuarentena pero no creativamente.

El último video, Sembrando, dice “filmado en cuarentena”. ¿Dónde lo grabaste?

Hace más o menos unos 4 o 5 años me vine a vivir al campo y lo grabé en la quinta de una vecina mía, que se copó. El tema no tiene nada que ver con sembrar, pero como se llama Sembrando le pregunté si podía actuar en su campo y lo filmamos así.

¿Ayudó estar en ese espacio para producir el EP? ¿O ya lo venías preparando antes de la cuarentena? Porque en la lírica y los nombres de las canciones hay ciertas referencias.

Se dio medio de casualidad, porque el EP salió en abril pero ya lo venía grabando desde antes y el videoclip de la canción Ilegal lo filmamos justo una semana antes. No fue escrito pensando en eso, pero lo más loco es que a veces las cosas toman sentido propio por sí solas y de repente es ilegal salir a la calle. Se fue dando toda una cosa medio mística alrededor.

¿El encierro te motivó a componer más?

Como acabo de sacar el disco este no estoy tan enfocado en componer, pero me la paso grabando todos los días covers o pequeños instrumentales en el estudio que tengo en mi casa. Ahora que estoy encerrado, más todavía. Grabo de todo, tengo temas de Aretha Franklin y Blink 182.

En cuanto al EP, ¿cómo fue la producción? ¿Por qué te decidiste que era el momento de un nuevo material propio?

Toco en muchas bandas, entonces mi proyecto solista me lo tomo sin tanta presión de sacar todo el tiempo cosas o tocar en vivo porque esa manija de tocar me la puedo sacar con todos los otros proyectos. Ahora encontré un huequito y mostrándole canciones mías que grabé en casa a mis amigos todo el mundo me decía que las tenía que sacar y me dejé llevar un poco por la opinión de mis colegas. Los laburé un poquito y salió.

Venís sacando de a varios videos, ¿la idea es seguir sacando del resto de los temas?

Sí, porque me gusta hacer videos y editar. Los hago yo, más allá de que haya gente que filma y ayuda con la edición, así que me gusta. Ahora me compré un croma, así que tengo el fondo verde al fondo de casa y voy a probar con eso.

¿Hay fecha de algo para próximos videos?

No, todavía no, Sembrando e Ilegal salieron hace poco. Aparte me lo tomo muy tranca, no dependo de nadie ni tengo manager.

¿Lo llegaste a presentar el EP?

No, una lástima porque veníamos ensayando con la banda y había posibilidad de gira por Córdoba. No se pudo hacer, una lástima.

Dentro del EP participa Lucho SSJ. ¿Cómo surgió la oportunidad de invitarlo? ¿Influencia para tu música trabajar con artistas jóvenes de este estilo?

Es un flash, lo que les molesta a los rockeros viejos es que estos pibes de 18 años la estén rompiendo sin necesitar saber de un instrumento. Los pibes traperos no son músicos porque no tocan instrumentos, escuchan una pista en YouTube y se ponen a freestylear, pasa por otro lado. El acercamiento que tuve con el ambiente fue de casualidad, por una cuestión laboral, me cayó un rapero una vez a grabar, se lo recomendó a otro, se lo recomendó a otro y ahí llegó Lucho. Creo que eso los engancha a los traperos para laburar conmigo, que no estoy en el ambiente y mi criterio pasa por un lado más musical y se ceban. Lucho viene a grabar acá hace 3 años, él tiene sus beatmakers y acá viene a grabar las voces, y somos amigos. Un día vino a grabar un tema de él y justo yo estaba grabando este tema No Más y tenía una parte con un solo de guitarra, se mandó, habremos hacho 4 o 5 tomas, editamos un poco y quedó. Después otro día vino a grabar otra cosa y filmamos. Tengo muy buena relación con los jóvenes traperos, me hace acordar a la impronta del punk rock esa impronta de ir para adelante sin importar si sabés tocar o no.

¿Por dónde pasa el trabajo cuando producís este tipo de artistas?

Quizás sugerir líneas melódicas distintas, decir “acá que cantás esto, ¿por qué no probás haciendo esto?”. O capaz ordenar un poco, tratar de ordenar las ideas. Estos pibes son muy sangre caliente y van para adelante y te tiran un freestyle de 2 minutos sin parar, y eso para el oído popular quizás necesita un poco más de orden. Según mi criterio, capaz algunos pensarán que nada que ver.

¿Con quiénes más laburaste además de Lucho SSJ?

Con MP, que es bastante groso y lo estuve llevando a la Afromama en Makena porque la rompe. Está muy metido en las Batallas de Gallos.  Después con varios más, pero Lucho SSJ es el más conocido por lejos.

¿Y ahora con quiénes estás trabajando?

Estamos grabando el disco de Los Swingverguenzas, una banda que tengo con Joaquín Levinton donde hacemos covers de swing. Ya sacamos varios singles y van a salir otros más. Con Fantasmagoria también estamos grabando un disco que va a estar zarpado, nos mandamos a distancia y yo mezclo y agrego. Estamos activos con un montón de cosas.

Trabajás tanto con traperos con esta impronta juvenil como con melómanos como Joaquín Levinton o Frankie Langdon. ¿Cómo hacés convivir a ambos mundos?

Yo creo que no es tan distinto, aunque parezcan dos mundos distintos es el mismo espíritu. Es como esa frase que dice “todos los perros son el mismo perro”. Capaz la parte más musical, técnicamente hablando, la tengo con las bandas rockeras y la parte más espiritual y de rebeldía, de nuevo rock, está con los traperos.

¿Cómo es laburar con Frankie Langdon? ¿Qué tal te resultó la experiencia con Don Adams?

Es una masa, es un chabón que es re metódico y se toma en serio su laburo. No lo vas a ver chupando o fumando antes de tocar, siempre está con su tecito de jengibre cuidando la garganta. Está buenísimo trabajar con Don Adams, me encantaba de pendejo y terminar siendo parte de la banda es una experiencia hermosa. Son re buenos pibes y muy conocedores de la música en general, de la historia y la técnica. Es gente muy grosa.

¿Te gustaría presentar el EP vía streaming?

No tengo problema en hacerlo pero no sé si me ceba tanto, el contacto personal del show en vivo es la posta. Para eso me grabo tocando y subo un par de historias o subo un cover como hago siempre en mi perfil y ya está. Estaría bueno encontrar para hacerlo con una transmisión de calidad a varias cámaras, no sé si lo haría con el teléfono.

¿Y con tus bandas están trabajando este formato de show?

El disco de Don Adams salió a fines de año pasado y no llegó a presentarse casi, se truncó todo y por ahora no sé en qué andará la cosa porque está cada uno muy en lo suyo pero calculo que va a pintar un show por streaming. Con Fantasmagoria sí, lo estamos planeando porque esto me da la impresión de que va para largo. Pero autogestionado, sin la necesidad de transar con nadie y gratis, me resulta raro cobrarte por algo que estás viendo con el celu.