Blssom: “Queremos arriesgarnos un poco más”

BLSSOM - Jackson Heights, March 2020-14

Radicados en Nueva York, el dúo de raíces latinoamericanas Blssom sale a la carga con el single Dímelo, producido por Didi Gutman.


Por Lisandro Machado
Foto gentileza de la prensa de Blssom

El dúo Blssom está conformado por la cantante de ascendencia boliviana Patricia Cornejo y el productor colombiano Carlos Marín, ambos ubicados en Nueva York. Con una propuesta fresca de pop rock, ya tienen 6 singles en las plataformas digitales, con el más reciente Dímelo producido por el argentino Didi Gutman.

Ambos músicos analizaron con Todo en Bondi su propuesta, con sonidos que transitan por el pop, el rock y hasta reminiscencias a la cumbia y el folklore. Además, comentaron qué se les viene a futuro.

¿En qué momento los encontró la pandemia?

Carlos Marín: Estábamos trabajando. La mayoría de los artistas creo que nunca paran de estar produciendo canciones o estar preparando algo. Dímelo ya estaba cocinándose, pero la idea original era sacar otra canción que queríamos filmar el video y cuando pasó todo lo del confinamiento tuvimos que cancelar ese plan. Ese primer mes que pasó decidimos no pensar mucho en eso y nos empezó a picar las ganas de seguir haciendo, y empezamos a trabajar Dímelo y adaptar el video a estas necesidades especiales que tenemos ahora.

¿Cómo fue trabajar Dímelo con Didi Gutman, una persona con tanto recorrido? ¿Pudieron juntarse para producirlo o lo tuvieron que hacer remoto?

CM: La dinámica con Didi siempre ha sido remota, cuando nos conocimos y nos juntamos se acababa de mudar a España pero cada 2 o 3 meses nos encontrábamos en un estudio. Cuando grabamos Dímelo, que fue hace unos meses, vino un martes a Nueva York y se tuvo que volver al otro día para España, entonces hubo ese trabajo de tratar de reajustarnos a esos cambios logísticos. La ventaja de todo esto es que nos dio más tiempo y libertad para poder encontrar el sonido o encontrarle el arreglo a la canción que nos deje a todos con más tranquilidad.

¿Por qué trabajaron con él?

CM: Ha sido un tema de amistades en común, de mismo entorno que él conoce lo que es tener una banda en Nueva York. Fue un factor de muchas cosas y, de repente, de la química musical.

Patricia Cornejo: Nos gusta mucho el trabajo que ha hecho y tiene una forma de liderar el proyecto y las grabaciones que nos gustó mucho, entonces seguimos con esa dirección. Tenemos más cositas guardadas para sacar más adelante. Fue un punto de vista más objetivo, porque cuando entras al estudio llegas a un punto en el cual nunca terminas la canción, entonces siempre está bueno tener a alguien que ayude y ese ha sido el aporte de Didi.

CM: Nos ha gustado mucho con todos los que ha trabajado, que uno puede escuchar el toque de Didi en todas las grabaciones y nos inspiró mucho.

Didi trabajó con Ale Sergi y Cerati, artistas que pareciera que son parte de sus influencias. ¿Buscaban un sonido hacia ese rock pop?

PC: Es la primera vez que trabajamos con un productor también, entonces es interesante ver qué dirección toman las canciones. Cuando uno tiene las maquetas siempre suena un poco diferente, pero es cuestión de tener la mente abierta y experimentar con el sonido de la música. Estas canciones fueron en esa dirección más pop rock, pero queremos experimentar más adelante y arriesgarnos un poco más. Es importante tener ese punto de vista, nos da validación a nosotros dos, le da una dirección más firme.

¿Cuáles fueron los desafíos de grabar el video de Dímelo en medio de la cuarentena?

PC: Fue un desafío para nosotros, una nueva forma de trabajar porque es la primera vez que hacemos un video así. El desafío fue cómo hacer para que no pareciera que estábamos en casa, intentamos transformar los cuartos en lo que se ve en el video. La seguridad también era importante para nosotros, era un equipo bastante pequeño y rodamos algunas partes del video afuera. Fue un día bastante largo, como 22 horas. El desafío en lo personal fue ese, porque la energía que hay que tener en una grabación es agotador, pero me encantó cómo quedó. También el tema de la dirección, que Laura dirigió desde FaceTime.

CM: Independientemente de cómo se desarrolló todo, pudimos ser efectivos en maximizar el tiempo que teníamos. Lo que nos ayudó mucho con el éxito del video fue que nos preparamos dos o tres meses para poder ejecutar el plan.

Las canciones que sacaron son muy diferentes entre sí, ¿qué podemos esperar de las próximas? ¿Quieren ir por el lado de Manantial y Dímelo o más funk como Miel Animal?

PC: Yo soy súper fan de la música más groovy, un poco más funk, y ahora en esta cuarentena he estado redescubriendo un poco la música que escuchaba en los 90 o de los 80. Me gustaría experimentar un poco más, ya tenemos unos sencillos listos pero más adelante quiero jugar con todos los géneros y ver qué sale.

CM: Las canciones son fotografías de un momento, entonces las 10 que tenemos grabadas ya se grabaron y ahora estamos pensando en qué sigue. Nos gusta mucho la idea de arriesgarnos y hacer cosas más bailables o en otros idiomas y ver dónde nos lleva. No hay límites, si suena bien y te conecta no hay problema con el género.

¿Lo próximo que se viene es el tema que tuvieron que posponer previo a Dímelo?

PC: Todo está cambiando en este momento, así que lo estamos pensando. Tenemos un Remix que se viene después de Dímelo y recién tras eso quizás lo saquemos.

CM: Tenemos 3 o 4 canciones que podrán ser buenos sencillos, pero estamos esperando cuál es la energía que queremos transmitir en el momento porque las canciones son Blssom pero son muy diferentes en el sonido y la vibra. Eso va a depender mucho para cómo vamos a desarrollar los videos y todo. Nos gusta mucho cómo ha cambiado la música, lanzar sencillos nos permite darle un tratamiento especial a cada tema, es un respeto al oyente para que los artistas saquemos lo mejor que podemos ofrecer en ese momento y no sacar por sacar.

A la hora de pensar definitivamente en cerrar este ciclo con un disco, ¿todavía falta?

PC: No tenemos pensado sacarlo como un álbum porque es una mezcla, hay canciones más para lo alternativo y otras más pop. Yo no quiero sacar los sencillos como álbum, pero quizás sí sacamos esas 10 canciones en un vinilo algo limitado. El próximo sí vamos a darle más un formato de álbum.

¿Encuentran una escena en Nueva York para el funk y la música en español? ¿Y en el resto de Estados Unidos, más allá de Miami?

PC: Nueva York es una ciudad que uno encuentra todo tipo de música y lo bonito es que la gente tiene una mente bastante abierta, entonces sí hay.

CM: Más allá de la movida latina que todo el mundo conoce, que es muy bueno pero es totalmente otra cosa, se está armando un circuito de alternativo que funciona muy bien. Hay muchas ciudades en Estados Unidos que son abiertos a todas las bandas de habla hispana y siento que va a crecer mucho más.

PC: Una banda latina puede tocar en cualquier parte y la gente está dispuesta a escuchar diferentes géneros y diferente tipo de música sin importar el idioma.

La música latina más urbana, ¿abre espacios para otras bandas latinas o funciona más bien como una competencia?

CM: Siento que sí y no. Sí por el tema de que mucha de la gente que no es hispanoparlante no tiene un conocimiento más selectivo de lo que es la música en español, entonces mucha gente piensa que todas las categorías son iguales, pero eso está cambiando. Hay gente que está empezando a conocer bandas como Soda Stereo o Café Tacuba y se están dando cuenta que también hay mucha música de calidad que está saliendo en español, que tiene todo para competir con cualquier música de Inglaterra o Nueva York. Se están abriendo muchos espacios para tocar que hace 10 o 15 años era más difícil, hoy es más fácil tocar en Detroit o Wisconsin gracias a artistas como Selena, Los Tigres del Norte o Maná que han abierto una brecha que la gente no sabía que existía y ahora sí.

¿Y cómo reaccionan los países sudamericanos a su música?

PC: Afortunadamente ha sido positiva para nosotros y es chévere, porque nos llegan mensajes de Colombia, de Bolivia, de Perú y de diferentes partes. Nos ha ayudado bastante.

CM: Pasa algo muy chistoso, porque las bandas que están allá quieren venir a tocar acá y nosotros que estamos acá queremos ir allá. Acá en Estados Unidos hay mucho público hispano, hay 50 o 60 millones pero todos regados en grupitos y donde están juntos podemos tocar, pero en Colombia, Bolivia o Argentina todo el mundo habla español y está esa gran diferencia de que la exposición a las plataformas es mucho más grande. Tiene sus pros y sus contras.

¿Están pensando en un show vía streaming?

PC: Lo único que se puede considerar ahora es cómo ser más creativo para crear contenido digital, porque estamos en una época donde abres Instagram y tienes como 20 Lives. Nosotros preferimos tomarnos un poco más de tiempo y sacar algo con lo cual estemos contentos.

CM: No tenemos todavía la suficiente velocidad de Internet ni siquiera en Estados Unidos o Europa, entonces un streaming pierde calidad. Es mil veces mejor grabar un video con anterioridad y hacer algo bien hecho para que la gente lo pueda ver a hacer un Live y tener problemas con la señal o que no se escuche.

¿Se maneja alguna fecha para volver a tocar en vivo allá?

PC: No queremos ser los pioneros en la época que estamos ahorita, sinceramente. Lo más importante es que estemos todos cuidándonos, debemos ser responsables con todo lo que está pasando. Cuando se dé la oportunidad lo haremos, pero en este momento no lo veo hasta el próximo año. En los Hamptons trataron de hacer un concierto en auto y la gente se puso como en uno normal, no es el momento.