Crónica apurada de una chica mediocre en un recital fabuloso o de la perfección de lo imperfecto o de toda la intensidad a la que ya no me temo

neneminado

 

 

 

Por Manuela Teso

INTRODUCCIÓN o La que avisa traiciona sin culpa

Soy una limada, pero no me surge evitarlo: escribí mentalmente esta crónica durante todo el recital. Bah, todo no, solo la parte que estuve, porque me fui antes. Sí, spoileo, spoileo. Pues la gracia no está en el final, sino en el proceso (ah-re).

Todo lo que escribí en mi mente mientras transcurría el Brionesss Show fue hermoso, atinado y significativo. Ahora no me pidan tanto. 
Más tarde, en el subte de vuelta, escribí en el grupo de whatsup que comparto conmigo misma un par de punteos de cosas, para no olvidar. La mayor parte de eso es ilegible. 
(Cuando releo ese whatsup, me río al ver que en la previa -birra mediante- había escrito tres nombres y cada uno tiene un Sí o un No al lado. Sucede que a veces cuando estoy borracha se me aclaran las ideas respecto a cosas y vínculos).

En fin, haré lo que pueda con esta escritura real de puño y tecla.

NUDO o Acá está la papa

Cuando empezó la primera canción, yo estaba de brazos cruzados. En modo caprichosa pensé: no voy a desortivarme. Había llegado corriendo -literal- a las 21.15 y el recital empezó una hora después. En el medio me puse en pedo con un vaso de cerveza (por no haber merendado ni cenado y no tener plata para hacerlo ahí) y transité el hipócrita pase del buenhumor al malhumor. Mi problemón era que a las 23.30 pasaba el último subte y sin subte llegar a mi casa sería una odisea. Maldito recital, maldito subte y maldito patriarcado. Sin embargo, a los 15 segundos de ese primer tema, ya me había reconciliado con el demorón Briones, porque vale la PENA esperar por la DICHA.

En los primeros recitales de mi músico favorito (saquémonos las caretas: soy harta fan), aprovechaba los temas que no conocía para ir al baño. Ahora que conozco (casi) todos los temas, la decisión resulta más compleja. Me había anticipado y había visitado el toilette dos veces en la previa larga, pero la birra manda: decide cuándo quiere salir y no le da tregua a la vejiga. Aproveché que la segunda canción que tocó era la que menos me gustamucho. En fin, canté mientras meaba, así que todo bien.

INTERVALO I

No me pidan que ponga bien los tiempos verbales porque tengo resaca y mucho laburo por hacer.

REANUDAR:

En tercer lugar tocaron la canción que horas antes le había pedido a Nahuel en su muro de Facebook. La que por privado él me aclaró amablemente que sí, que estaba en la lista. Clímax de felicidad total. Se llama "Canción Cataléptica". Si la escuchan/conocen y les copa, considérenme hermana de sangre.

INTERVALO II

Qué intensa soy por dios.
Dios de la intensidá, no puedo sostener la normalidad de una crónica.
No puedo sostener la normalidad. 
Una de las maravillas de la música de Briones es que llegó a mi vida justo cuando la estaba empezando a pasar bien conmigo misma. Y sumó al empoderamiento y al goce a pesar de todo. Conmigo puedo escuchar todos los días muchas veces sus discos. Solamente yo soy necesaria para pasarla bien. Voy sola a los recitales. Oh, hermoso, hermoso. (Estoy por agotar la palabra Hermoso como Borges Acaso. Igual no te entusiasmes, Jorge: nunca seremos hermanxs de nada).

REANUDAR:

En los siguientes temas ya estábamos todes en trance de felicidad.
Hubo unos desperfectos técnicPERO A QUIÉNNNNNNN LE IMPORTAN???
La música de Briones está 
B
U
E
N
Í
S
I
M
A

Su banda está buenísima.
Su guitarrista está buenísimo (jiji).
De verdad: podés disfrutar, deconstruirte, pensar, reírte, gritar, bailar y exorcizar a la vez.
Podés preguntarte cosas en lo que afirma y afirmarte en lo que pregunta.
A veces parece medio divo y contrera al pedoYQUÉIMMMPORRRTA.
¿Vos hiciste esas canciones?
NO.
¿Vos sos perfectx?
BUEH.

Lo vi cansado. A él y a su banda. ¿O soy yo? ¿O somos todes?
Es que tenemos al país como una nube negra en la cabeza.
Agradeció que hayamos ido, siendo que estamos todes sin un mango.

En una canción, flashié pensar que él la venía cantando una y otra vez en su reciente gira y que se le notaba. De repente, él hizo un juego nuevo con el tema, lo cantó distinto. Me encanta que se aburra tan rápido de todo y que eso lo impulse a meter mano en cada cosa para transformarla. Me siento identificada. Acá sí hay hermandad.

DESENLACE

Me fui a mitad del recital. De golpe, tomé envión con que no todo es color de rosa. Esperar sola el bondi en Abasto de trasnoche o tomarme un taxi era tener poco registro de la realidad. Yo suelo tener poco registro de la realidad. Y lo necesito.

Entonces, tomé todo lo que necesitaba:
-BIRRA (relax)
-MÚSICA (disfrute)
-SUBTE (realidad)

Este pibe nació 5 años después que yo.
No solo lxs viejxs son sabixs, también está bueno mirar a les jóvenes.
Traen cosas nuevas debajo del brazo.
No le voy a tirar una bombacha como una fan de Sandro, 
pero no me alcanza la palabra GRACIAS.

Que mi intensidad no quite la certeza que reitero: las canciones de Briones están buenísimas 
(Vuelve a tocar el 29 que viene. Esta vez no quiero ir sola).

Comentarios

comentarios