Daemonium: Cuando el pochoclo y el arte son una sola cosa

Daemonium

Simon Ratziel, uno de los creadores de Daemonium, nos abrió las puertas de su casa para charlar un rato de la película capitulizada que rompe todos los moldes.

Entrevista: Jerónimo Rago y Jeremías Felioga
Foto: Jerónimo Rago


Si tuvieras que explicarle a alguien que no sabe lo que es Daemonium ¿qué le dirías?

Daemonium es un universo alternativo, donde la magia y la tecnología conviven en base a posturas. En este universo existe el mal, no hay ningún personaje completamente bueno.

¿Te gusta eso del cine? Que los personajes sean complejos...

Sí. En Daemonium es así. Ningún personaje es del todo blanco o del todo negro. Hasta Furncanelli, que uno puede pensar que es un héroe, en realidad es bastante chanta. Todos los personajes operan por venganza o porque no saben qué hacer con sus propias vidas (como Ártica). Todos son oportunistas: los demonios son más humanos que los humanos.

¿Crees que este tipo de cine/serie puro de Ciencia Ficción se puede seguir haciendo en Argentina?

Esperemos que sí. Hace poco se estrenaron La parte ausente y La memoria del muerto. O películas como Hermanos de sangre o Necrofobia. Depende mucho de lo que el INCAA apoye. Para que te des una idea, el presupuesto que te dan para hace una película clase "A" es más o menos igual al que se usa para un solo capítulo de una serie yanqui. También del sacrificio de quien quiera filmar.
Daemonium se realiza con cientos de persona trabajando ad honorem.

¿Qué es Hydra Corps?

Es una productora terrorista (risas). Que engloba a otras tantas. Es lo que nos permite trabajar a todos tranquilos, sin responder a los designios de una sola persona. Ese es el espírito de Daemonium, que tiene una base muy punk y muy hippie a la vez.

Pero también muy profesional...

Sí. Ese fue el parámetro desde un principio. Hacer algo de este nivel, pero que podamos trabajar libremente, sin responder a nadie.

¿Eran conscientes de la manija que generarían en la gente con esto de capitulizar la película?

No. En realidad pensábamos que podía haber una explosión de productos similares. Gente que entendiera el yeite del producto. Es decir, ser la punta del iceberg de otros productos que iban a venir. Pero quedamos solos.

¿Cómo es que deciden doblar las voces? con gente tan grosa sobre todo...

Básicamente porque somos re fanáticos del cine y las series dobladas. Es una especie de código. Cuando escuchas una película en neutro es como que decís: "ah, va en serio".
Por otro lado, sabíamos que de esa forma podíamos entrar a otros mercados. Yo no le veo nada de malo al neutro, hoy en día todo es mucho más global.

¿Qué te parece la viralización de este tipo de productos?

Es totalmente beneficioso. Por ejemplo: la banda Oxizakre, si no fuera por You Tube nunca hubieran salido de tocar en Parque Centenario para 5 personas.
A lo que voy es que esta democratización de la información permite que cualquier acceda a lo que quiere ver o escuchar. Además considero que es una forma de bajar la piratería.
Hace poco Van Damme subió a la red imágenes de él mismo contra pantalla verde peleando. Para quien quiera usarlo. Esa interacción que hay con el mundo está buena.

A nivel mundial hay un boom de series tremendo, ¿te gusta?

Me encanta. Acá en Argentina es imposible hacer series de la calidad que hacen en Estados Unidos. Ahora están dando una serie que se llama La Casa que me la recomendaron mucho. Epitafios, Vientos de Agua. Son realmente contados los casos. Tenemos una cultura, una base como para poder hacerlo. Pero cuando contás con los presupuestos que te dan en los concursos del INCAA, es imposible.

¿Cuáles fueron tus principales influencias?

H.R. Giger, el suizo que creó Alien (y murió hace poco); el cine de Carpenter; Stars Wars; entre muchos otros. En cuanto a la música, hace poco descubrí un nuevo género que me encanta: New Retro wave. Es música de películas de los 80´s hecha con samplers. Es como si fueran películas de Argento o de Carpenter.
Desde la literatura, lo primero que me atornilló la cabeza fue Julio Verne. También Neuromante y toda esa cultura Ciberpunk.

Los 80´s fueron fundamentales en tus influencias, ¿cómo recordás eso?

Hay una especie de romanticismo con los 80´s. A mí me parece una construcción falsa. Los que vivimos en esa década sabemos que fue una cagada (risas).

¿Preferís las producciones unders por sobre las superproducciones?

No, me gusta todo. Obviamente no voy a ir a ver la última de Mariano Martínez (risas). Por ejemplo, no me enganché con The Walking Dead...

Es una referencia que te deben repetir bastante...

Sí, pero a mí me embola mucho. Daemonium tiene mucha más acción. The Walking Dead es un drama con zoombies.

¿Cómo es el trabajo conjunto a la hora de crear los capítulos?

Somos 5: Pablo Parés, Dany Casco, Amanda Nara, Jotar y quien les habla. Todos de áreas distintas.
Las ideas van surgiendo conforme pasan los capítulos. Las condensamos y se las damos a una guionista que se llama Flor Canosa, que es la que pule los diálogos y le termina de dar forma.

¿Cómo ves el futuro de este tipo de producciones?

Películas realizadas por 5 o 6 personas. Lo que implica muchísimo menos recursos. Los pibes ahora editan como si nada, están muy preparados técnicamente. Saben todo. Antes tenías que ir a la facultad para aprender esas cosas. El cine va hacia algo mucho más social.

 

           Daemonium: Soldado del inframundo está disponible en Netflix.

Comentarios

comentarios