Daria: la encarnación del sarcasmo

Por Melisa Olivera

El que nació y creció en los 90´s sabe que fue una época de cambio de paradigma en varios sentidos. Así como en Estados Unidos en los 60’s se reivindicaba la idea del amor y paz con el movimiento hippie, los 90’s fueron todo lo contrario; el cinismo absorbía todo cuanto tocaba. Una serie que ejemplifica muy bien los estilos de vida, el contraste entre ambas épocas, toda la frustración de una década muy marcada por el boom de la música grunge deprimente y en oposición, la música pop y sus boy bands, es Daria.

La serie se centra en una adolescente sumamente inteligente y sensible, quien debe mudarse a Lawndale, un pueblito mediocre en el que conviven todos los estereotipos posibles, sobre todo en la escuela, donde le costará adaptarse. Y es que Daria en realidad, siempre fue una inadaptada; nunca tuvo amigos y nunca se sintió cómoda en este mundo, pues siempre cuenta con algún estúpido alrededor que le hace cuestionarse todo lo que a los demás les pasa por desapercibido. Como además, también necesita expresar el descontento con su entorno, hace uso continuo del sarcasmo, característica que todos le reconocen como propia junto con el hecho de ser una “cerebrito”.

Con una madre abogada con agenda llena y un padre con problemas de ansiedad, ambos ex -hippies, Daria tampoco encuentra su lugar en la familia, debido al poco tiempo que comparten con ella. La peor parte se la lleva con su hermana menor Quinn, una jovencita que sólo piensa en salir con chicos y que pertenece al Club de Modas de la secundaria Lawndale, la cual es la persona más superficial que conoce.

Por suerte, se encuentra con la que sería su mejor amiga, Jane, aspirante a artista plástica, que será su cable a tierra entre tanta soledad y desarraigo, y quien tiene un hermano, Trent, que tiene una banda de dudosa popularidad y será su amor platónico durante la primer parte de la serie. A lo largo de las 5 temporadas que componen este dibujo animado, desde 1997 hasta 2001, se pueden observar los típicos estudiantes de una escuela yankee: la porrista, el jugador de fútbol americano, el nerd, la afroamericana, la gótica, las superficiales. Y también, los profesores; el paciente profesor de literatura, el desquiciado profesor de historia, la frustrada y feminista profesora de biología, y su directora, que sólo piensa en recaudar fondos de dudosa destinación.

Como la escena principal de esta serie es la escuela, muchos de éstos son exagerados modelos que hacen que el tránsito de Daria por la secundaria se torne en una pesadilla insufrible, convirtiendo en una de sus metas más importantes el pasaje a la universidad a estudiar Letras lo más rápido posible. Pero lo que hace diferente a esta serie son elementos claves: no se trata sólo de las andadas de una adolescente “rarita” en la escuela, sino también de cómo se dio el cambio a esta sociedad de consumo tan frenética en la que ahora está sumida sobre todo en el entretenimiento, que se ejemplifica a la perfección con el programa Sick Sad World (Mundo Enfermo y Triste).

Además, la lucha contra el abuso de la autoridad en varios aspectos que no sólo incluyen a la educación sino también al trabajo y otros espacios, el vacío que puede llegar a dejar la muerte inesperada de una persona, la honestidad, el aferrarse a los principios de uno y no venderse, el valor del arte y la cultura en general, el aprender a aceptar las diferencias y cualidades de los demás, y sobre todo a cuestionárselo todo y actuar pensando en las consecuencias, sin importar el que dirán, siempre y cuando sea con convicción. 

Otro aspecto que la hace resaltar es la excelente banda sonora: los 90’s fueron el nacimiento del rock grunge y el brit pop, pero Daria pasa por muchos géneros musicales. Algunos de los artistas que musicalizaron el programa son bastante icónicos de la década; The Offspring, Beastie Boys, Radiohead, Blur, Morphine, Foo Fighters, Soundgarden, Rage Against The Machine, Daft Punk, Cypress Hill, Beck, Sublime, The Verve, Sonic Youth, LL Cool J, Red Hot Chili Peppers, Pulp, Queens Of the Stone Age, Massive Attack, Fiona Apple, Incubus, Jay Z, NIN, Oasis, AFI, Pj Harvey, Gorillaz, entre muchos otros. Sin contar la infaltable “La la la la laa” de la intro de la serie, You’re Standing on my neck, interpretada por Splendora.

Parece increíble que Daria haya sido transmitida por la cadena MTV, teniendo en cuenta lo que es ahora el canal, pero fue una serie que rompió con todo el contenido de la televisión de ese entonces y supo satisfacer hasta al público más inconformista con sus temáticas, la inteligencia con la que se tratan, la fácil sensación de empatía que genera su protagonista y la impecable musicalización de este inolvidable dibujo animado

Comentarios

comentarios