Detrás del vidrio

Siempre que escucho Detrás del vidrio pienso: ¿Nunca sentiste como cambia de un segundo para el otro el sentido de lo que vivís? ¿Dónde está el click?

Es increíble que algo que escribió otra persona pueda representar tan bien un momento que pareciera ser total y solamente mío. Y no sólo eso, porque, si fuera un momento estaría todo bien, pero ¿Cómo puede hacerle una radiografía a mi vida entera? Ese trance eterno entre la enorme horribilidad de vivir detrás del vidrio y la libertad del olor a pasto mojado de septiembre.

El diagnóstico existencialista de la canción es tremendo y todo eso, pero aún así, siempre me quedó la incógnita sobre como Soulé, al estar en la misma posición en la que me encuentro escribiendo esto, resolvió el problema (si es que lo hizo). Nunca en mi vida escuché una sola canción que hable sobre resoluciones.

Uno puede encontrar esas bazofias radiales al estilo de "Estoy bien, ahora estoy bien, gracias a dios estoy bien, bien, bien, bien,bien" o algo mas under "Ahora que resolví mi problema me encuentro genial" incluso más under "Tras la última disputa con mi ajetreada mente, he decidido que mi estado de salud se encuentra en buenas condiciones".

Jamás una explicación, un " 2+2= 4 ", nada. Puede sonar injusto comparar un problema mental con una operación matemática, pero sirve para tachar una posible solución. ¿Qué es lo que espero para empezar a vivir el tiempo que el destino da? Creo que por ahí empezó él, quizás por ese lado encuentro el click.

Por David Olivera
Foto: Rocío Eliges

Comentarios

comentarios