El cuento de hadas del barrio de Once

FullSizeRender

Once upon a time, en Once.

Había una vez, en el barrio de Once

Una princesa que vendía unos panchos, amaba a

Un príncipe que vendía unas medias de una bolsa negra.

 

Una bruja acostada en las escaleras del Banco de la Nación exigía monedas.

Un día la princesa no vino, el príncipe desapareció.

Un cliente encontró una cucaracha en el pancho.

Una rata salió de la bolsa negra con medias.

 

Ví una rata y una cucaracha caminando, abrazándose por Rivadavia.

El otro día la rata comió el calio ciánico

Y la cuca se perforó el corazón con una chinche.

La bruja se reía y el eco de su risa entraba a todos los locales del barrio.

 

En Once nunca hubo historia de más desconsuelo que la que vivieron la cuca Julieta y la rata Romeo.

No pisan las cucas en Once y no se asustan de las ratas.

Denles de comer, háganles unos mimos y jueguen con ellos.

Nunca se sabe en que te convertirá alguna bruja mañana.

 

Marfa Maria Nekrasova (el ciclo “La poesía sobre el monotributo").

Comentarios

comentarios