El Me gusta

Por Rocío Varejao

El Me gusta, ¿Qué representa en los tiempos que corren? reconocimiento, amistad, conveniencia ¿amor?. Solemos creernos que un like, viene cargado de cosas que alimentan nuestra idealización mental hacia los otros. Muchas veces esbozamos una risa de victoria cuando aquella persona que uno mira e interroga a través de la red social pone un Me gusta, que lo más probable, en el mundo terrenal, es que sea un acto desinteresado; o el interés va de la mano de ese tema de esa banda con la cual comparten gustos.

En el mundo de lo onírico es más romántico pensar que el Me gusta es un "me gustás" y te lo demuestro a través de un gesto virtual y abstracto, apreciando así tus imágenes, tu ideología, tu perro, tu música, en fin, apreciándote.

Situaciones que frecuentamos en lo cotidiano en nuestros espacios de relaciones online, donde nos construimos virtualmente a nuestra semejanza para poder encajar y encantar al otro, concurriendo a una especie de concurso donde el que logra más seguidores o una cantidad de likes razonables puede creerse que es importante y no por el solo hecho de ser una persona única, sino por la aprobación de un otro, eleva su existencia en el campo virtual con palabras banales que en muchos casos llegan a endulzar.

La realidad, a diferencia del mundo virtual, nos ofrece una misión mucho más compleja y auténtica. Cuerpos en el espacio - tiempo, hablando, gritando, abrazando, teniendo un contacto genuino donde sí se puede llegar a conocer el todo del otro. O no. Lo real es desnudarse lentamente, desvistiendo las debilidades más profundas como también las fortalezas que se encuentran en el alma.

En la época actual nos da temor enfrentarnos con el más frío y rotundo rechazo, por eso tendemos a recurrir a las redes sociales como intermediario, espacios que simplifican y reducen las relaciones humanas a momentos efímeros, situaciones que se desvanecen fácilmente, ofreciéndonos la posibilidad del disfraz de la modificación instantánea .Tapando los verdaderos miedos, el sentimiento humano de desear.

La red social cumple así el rol de conectar seres, protegiendo a sus usuarios de la frustración de toparse con un deseo no correspondido.

Comentarios

comentarios