El verano que leí 19 libros

5b

Tenía once años 

y el aire de casa se cortaba 

con el filo de mi tijera maped

el silencio

rebotaba en las ventanas

los vidrios

se estrellaban en mi pecho.

Aquel sábado 

de sol y mates para tres,

en una mesa que nos quedaba grande

recuerdo,

en la radio sonaba una canción:

"hay que llamar a la tormenta

a ver si llueve

para salvar al arbolito

que se muere".

Mamá y papá

como pidiéndome perdón

su mirada gacha,

los hombros caídos

y unos cientos de eufemismos

adornando sus razones.

Florencia, 

por favor

si querés salí a leer al patio…

todavía escucho 

la preocupación en sus palabras 

mientras que yo...

1 en el sillón de la abuela

2 después de bañarme

3 con el desayuno

4 mi hermana 

           no para 

                      de llorar

5 tirada en la cama de la tía

6 desde que canta la chicharra

7 no quiero meterme a la pileta

8 el yogurt con cereales

9 patas para arriba

10 no tengo ganas de hablar

Florencia,

por favor

si querés salí a leer al patio

11 en el piso boca abajo

12  mamá me pasa el peine fino

13 la malla me queda chica

14 una página y termino

       una página y termino

           una página y 

                                termino...

15 la biblia no cuenta como libro

16 todas mis primas se van de vacaciones

17 ¿cuándo llega la carta de Hogwarts?

18 en la tarde de lluvia

19 qué linda 

             la casa nueva 

                                de papá.

Florencia,

por favor

si querés sali a leer al patio

 

pero yo 

devoraba los ejemplares

nuevos y usados

prestados y regalados

para mi 

no había plan 

más tentador

que zambullirme entre páginas

a otras casas posibles.

Aquel verano que leí 19 libros

la tormenta llegó,

el arbolito murió

y nació 

           mi deseo de ser

                                escritora.

Poesía por Florencia Aylén 
Arte por Rocío Varejao

Comentarios

comentarios