Galería de Raíces: “El rock progresivo en español está muy bien visto”

Galería de Raíces 1

Galería de Raíces, el proyecto de estudio de Marcos Ameri, lanzó este año El Costo de lo Eterno, del que se desprenden los videos de Tu Nuevo Traje, Felicitas, Revelación y La No Respuesta. Inmerso en el mundo del rock progresivo, el músico analizó este material y su trabajo en general.


Por Lisandro Machado
Foto por Marcia Ledesma

Que Argentina es semillero de múltiples estilos no es ninguna novedad. Dentro de ese mundo musical sumamente prolífico, Galería de Raíces es un proyecto interesantísimo. Es que Marcos Ameri, el autor detrás de esto, encara el rock progresivo a través de obras conceptuales de estudio en las que involucra más de 20 invitados por lanzamiento para llegar a un concepto, algo difícil de encontrar en el país.

Después de Contracultura, de 2018, este año salió El Costo de lo Eterno, su segundo disco. Y para completar la exposición, los videos de Tu Nuevo Traje, Felicitas, Revelación y La No Respuesta le ponen imágenes a las piezas musicales.


¿En qué los afectó el aislamiento?

Por suerte teníamos lista la grabación y como la mezcla la hizo Horacio Zanotto, quien trabaja en marketing digital y no en sonido, la cuarentena le dio el tiempo para terminarlo antes. Luego dudamos si era buen momento o no para subirlo, pero por el mensaje que da el disco nos parecía ideal.

¿No te comió ningún show la cuarentena?

Galería de Raíces es un proyecto más de estudio. Es como Steely Dan o XTC, que son grupos que se orientan más al laburo de producir música y tocarla ocasionalmente. Zafamos de que se nos pierda un show.

¿Cómo fue el proceso previo de grabación? ¿Cómo llegaste a los músicos que participaron?

Yo tengo bastantes amigos que son músicos, gente que está en todos lados y toca en un montón de lugares. Se trata de ir componiendo, conociendo gente y viendo otros que parecen inalcanzable pero que estaría bueno sumar. Hay algunos que son parte de la banda estable, que son Ema y Jere, y se trata de establecer más contactos y ver si se copan. Por ahí si son sesionistas también de ver un lugar en la agenda y laburar de a poco. Es medio a largo plazo, yo voy armando las canciones, voy maquetando en mi casa y voy pasando esas maquetas.

¿Cómo trabajás una letra? ¿Elegís el tema o es más bien que te sale?

Es un proceso bastante largo. Cada canción me tiene que tocar una emoción, si no me toca algo o no hay un disparador previo no funciona en este proyecto. Hay una canción que se llama Verdadera Libertad que estoy a punto de subir el audio a Instagram que es de un familiar mío que tuvo una enfermedad que sanó una vez que perdonó a una persona que le hizo mal. Él fue a un doctor, a un psicólogo y terminó internado en un instituto psiquiátrico, y cuando encontró que tenía que perdonar a alguien se sintió libre y empezó un proceso de sanidad de cuerpo y de alma. Esa historia me mató, por eso el bandoneón y todo. Me gusta mucho el bandoneón en el rock, como en el disco El Jardín de los Presentes de Invisible, y se dio todo para este tema. Si cuando la estoy grabando no mueve nada, no es el camino.

¿Queda mucho afuera en este proceso de creación?

Queda mucho. A veces hay buenas ideas musicales pero por ahí no van con el concepto. Yo también hablo con muchos amigos músicos y les muestro las ideas, y a veces algunas están buenas pero como no están en consonancia con el resto no conviene usarla porque van a desentonar muchísimo.

¿De Felicitas qué me podés contar? ¿Qué historia cuenta? Es la que inspiró la tapa, ¿no?

La tapa es un poco Felicitas pero también varios personajes en uno. Tratamos de que sea algo poco definido para que sea abierto a la interpretación, lo mejor que podés hacer es reinterpretarla y darle un vuelo propio que es válido. La canción habla de una mártir del siglo II que se llamaba Felicitas. Si mal no recuerdo era judía, estaban bajo el dominio romano y ellos hacían bajada de línea de lo que había que creer. Ella no quiso dar tributo al César ni dejar de creer en lo que ella creía y la condena fue ver morir a sus 7 hijos, que ninguno quiso negar su fe. A todos los martirizaron y un poco la canción habla de eso. Por eso El costo de lo eterno, el disco en sí habla de los mártires. Uno es ella, otro es Dietrich Bonhoeffer, un teólogo alemán del que habla el segundo tema. Nietzsche habló del superhombre y Hitler lo malinterpretó, porque Nietzsche nunca quiso crear una raza aria. Dietrich se opuso a ese concepto y por eso fue a un campo de concentración y murió. Y después de Felicitas está Revelación, que habla del apóstol Juan que fue condenado al martirio. El disco habla de cuál es el costo de pensar diferente: tu vida, básicamente.

¿Cómo llegás a esos personajes? ¿Leés mucho?

Me gusta leer mucho. Trato de estar abierto a las cosas que me llegan, y a veces estás componiendo algo y te viene un nombre. Empezás a buscar algo y la canción me lleva para ese lado, tirás de una soga y empezás a encontrar cosas que ni siquiera sabías que estaban ahí.

Pasaste de una primera tapa en blanco y negro a una tapa en color, ¿representa algo el haber cambiado? Es un color oscuro.

Hay un juego de computadora que se llama Monkey Island que me gusta mucho, una aventura gráfica. La primera escena del primer juego está en toda la gama de colores que está la tapa. Me fascinaba de chico que tuviera tan pocos colores y lo hayan resuelto tan bien. Viene medio por ese lado la inspiración, pero en realidad habla de alguien que espera. A pesar de que vienen a atacarla ella está protegida por un león y un cordero, que es la figura de Dios que es la ternura y lo imponente a la vez. Es la esperanza secreta que ella tiene y que está siendo defendida por eso. No es tan literal, está abierto a la inspiración.

Esa tapa la trabajaste con el mismo de la del primero, ¿no?

Sí, Nelson Samuel. Él es un amigo de hace años y con él creamos Galería de Raíces, un lugar para que pasaran los mejores artistas que conocí. Es uno de los mejores ilustradores que conozco y todo lo que vamos a hacer a futuro lo quiero hacer con él porque entendió el concepto.

¿Tuviste otras bandas antes de Galería de Raíces? ¿Qué diferencias le ves en el trabajo a este proyecto?

Tuve bandas antes, unas dos o tres, y muchos de los integrantes forman parte de El Costo de lo Eterno. En cuanto a las diferencias, aunque tiene pros y contras, lo bueno es que podés trabajar con quien quieras, podés sumar a quien te parezca e incluso si no te gusta después sacarlo. Tenés más libertades, aunque también toda la responsabilidad cae en vos.

¿Es difícil trabajar así en un país como Argentina? Hay mucho artista europeo y norteamericano haciéndolo, pero acá no tanto.

Yo escucho todo el tiempo Rush y Dream Theatre así que hago lo que me gusta, si después me escuchan 10 personas no pasa nada. Creo que en Argentina nunca van a valorar un proyecto así e incluso ya me estoy comunicando con muchos músicos de Europa. Igual yo hago esto y si no tiene público tampoco me importa demasiado.

¿Recibís alguna respuesta de afuera de gente que lo escuche?

Sí, sí. De hecho, estos días lo estuve compartiendo con un músico que se llama Dave Bronze, hay una movida medio celta progresiva en Londres y el tipo sacó un disco conceptual basado en El Señor de los Anillos. Estoy en contacto con mucha gente de afuera y aunque lo estamos distribuyendo con una discográfica nacional buscamos llegar a la mayor gente posible y mucha está afuera. El rock progresivo en español está muy bien visto, a Spinetta lo alaban en todos los países.

¿Acá te encontraste con bandas colegas con las que sentirte en la misma escena?

Sí, hay muchos, como La Dieta de Worms de La Plata, que incluso los 4 miembros participan en el álbum. Todo el tiempo conozco nuevos por amigos que son periodistas de la escena y en general cuando llego a alguien que hace bien lo que me gusta lo quiero tener en el proyecto y lo invito a hacer un solo, cantar o lo que sea.

¿Qué sigue para Galería de Raíces?

La idea es ni bien termine esto hacer una presentación en octubre o noviembre, ni bien se habilite algún lugar, con un amigo que está presentando un disco ahora también y grabar eso para que la gente vea a la banda sonando. Eso no sé si va a ser en Capital Federal, La Plata o Rosario, pero alguna fecha vamos a hacer seguro. Ya para el año que viene quiero estar grabando algún material más.