JUACO CANTELI: “Tengo una dicotomía entre ser solista y ser parte de una banda”

Juaco Cantelli (foto Delfu Molina - @delfumolina en Instagram)

Entre el lanzamiento de un EP solista y el segundo disco de su banda Combi, Juaco Canteli habló con Todo en Bondi. Entre otras cosas, se refirió a su último single, Capitán, y a todo el material nuevo que se viene.


Por Lisandro Machado
Foto por Delfu Molina 

Juaco Canteli es un artista multifacético. Al mismo tiempo, explora el mundo del solista y de la banda con sonidos que se entrelazan pero que también caracetrizan a cada proyecto en su propio universo. Con su trabajo en soledad, aunque acompañado por Alvy Singer, sacó en octubre Capitán, el tercer y último single de lo que va a ser su nuevo EP, que sale el 20 de noviembre. Con Combi, su grupo, sacaron Astronautas y están preparando un segundo disco. Para recorrer toda esa música que genera en su cabeza y analizar su material, Juaco habló con Todo en Bondi.

Sacaste ya 3 singles. ¿Eso va a formar parte de algún material?

Sí, forman parte de lo que va a ser mi próximo EP, que está previsto que salga el 20 de noviembre. Con la pandemia y los atrasos puede llegar a ser que no, pero la idea es que salga el 20 de noviembre.

¿Está grabado todo previo a la pandemia?

La mayoría sí. Hubo cosas que las tuvimos que retocar. Por ejemplo, hay una canción en la cual quedó una toma que habíamos hecho como referencia y al final terminó quedando eso por esta imposibilidad de juntarnos. Después hubo otras cosas que sí grabé en casa y el baterista en algunas también grabó en su casa. Fue un mix entre lo que estaba grabado y lo que pudimos retocar ahora.

Aunque es de antes, Capitán tiene algunas frases muy contemporáneas, que parece que hablan de la pandemia. ¿Cómo lo sentís? ¿Ves que se puede leer con esta situación?

Quedaría bueno decir que la escribí ahora, pero también queda bueno decir la verdad que es que la escribí en fines de 2015 o mediados de 2016. La mayoría de las canciones de este EP formaron parte del proceso de mi primer disco, de 2018, que por algún motivo quedaron afuera. La particularidad que tiene Capitán y varias de las canciones del EP es que parecen actuales. El primer single, por ejemplo, se llamó Navidad, salió a fines del año pasado y un poco como homenaje a los Beach Boys el estribillo hablaba de “solo Dios sabe lo que vendrá y lo que va a pasar” y bueno, todo lo que nos pasó y esto de no poder darnos un beso y volvernos a abrazar están en la letra. Lo mismo pasa con Capitán, que tiene esto de la cuarentena que cada vez se aleja más y parece que el final no está ahí, y tenemos que seguir navegando. Es un mensaje positivo al respecto también, no soy mucho de dar mensajes positivos pero esta vez me salió decir que tiremos para adelante.

¿Lo pensabas como una utopía, algo que uno apunta y es difícil llegar?

Sí, tiene que ver con objetivos que nos ponemos y que por ahí por algún contexto no funciona, no sale. Por eso también la letra juega con la idea de que todos intentamos salir y llegar hacia un lugar y por ahí hay veces que no. Hay veces que llegás, hay veces que no llegás y hay veces que ni siquiera volvés. A veces salís a la vida y se te complica tanto que no podés llegar a volver. Un poco jugué con la idea de esto que se habla hoy en día de si somos meritocráticos o no somos meritocráticos y cuánto valor hay que darle al mérito y al esfuerzo. Yo creo que sí, que hay que darle valor al mérito, pero tampoco puede decirse que todo lo que nos pasa en la vida es por nuestro esfuerzo. Muchas veces le ponemos esfuerzo a muchas cosas y esas cosas naufragan por muchos motivos. Es un juego en ese sentido. Puede ser que nunca lleguemos a eso que queremos llegar.

¿Qué instrumentos tiene el tema?

La canción tiene un banjo que está muy presente en toda la canción, hace toda la melodía, y después tiene un contrabajo que va haciendo toda la parte detrás con la batería y la percusión y la guitarra electroacústica que está para darle cuerpo. Grabamos dos guitarras para darle esa fuerza al estribillo y a una parte de coda para el final. De percusión tiene un montón de cosas, cuando le mandamos las cosas al baterista y percusionista, Facu Flores, voló y quedó buenísimo. La percu le da ese sentido de vida a la canción, está buenísimo.

A la hora de llevar canciones con tantos sonidos al vivo, ¿cómo lo trabajás?

Cuando tuvimos las presentaciones del primer disco varias fueron con banda reducida, con guitarra o dos guitarras y ukelele o guitarra, piano y ukelele. Cuando hicimos la presentación oficial armé una banda con amigos y una amiga, le pusimos un nombre que seguro se va a mantener en las próximas presentaciones. Armamos una banda bastante tradicional para llevar las canciones, sonaban un poco más pop que lo folk que suenan en estudio pero quedaban muy lindas. Estuvo bueno hacer arreglos nuevos.

¿Cuántos temas le quedan al EP?

Quedan dos más. Una que se llama Vals, que a mí particularmente me gusta mucho. La otra se llama Carta de Presentación. El EP se va a llamar Gracias por su atención, por una frase de esa canción. Como te decía, eran canciones para el disco, que como quedó bastante largo dejamos algunas afuera y tuvieron la suerte de ser revisitadas. Estaba en un proceso de preproducción de lo que va a ser mi segundo disco, pero tenía estas canciones que no quería que queden en la nada. La idea era sacarlas en el medio mientras grababa el nuevo disco, pero por la pandemia se alargó y en vez de salir en la primera parte del año terminaron saliendo ahora.

¿Qué diferencias le ves a este primer disco y el EP con lo nuevo?

Hubo modificaciones en las canciones. Por ejemplo, desde la forma de grabarlo, a pesar de que lo volvimos a hacer en el mismo estudio de Alvy fue desde una forma más casera y más para darle un calor más humano a la producción. Igual hubo otra aproximación a la hora de grabarlo, entonces creo que eso se va a notar también en lo que se viene. La idea del segundo disco es grabarlo en vivo con banda, hacer algo un poco más elaborado, llegar con todos los arreglos y toda la cosa al estudio y grabarlo con la banda ahí. Así que en ese sentido va a ser bastante distinto, pero hubo un pasito más hacia eso ahora. Sí va a haber una diferencia muy grande desde la composición, las canciones van para otro lado. El primer disco era 13 canciones que hablaban de distintos puntos de vista sobre el amor, no solo sobre el amor de pareja sino también el amor a los Beatles en Escarabajos, el amor a la vida y a un montón de cosas y también del desamor, esa cosa que te duele cuando perdés a alguien. Ahora el nuevo disco toca otros temas muy distintos y ahí hay un nexo, porque a pesar de que el amor nunca pasa de moda hablan de otra cosa y parecen re actuales. El EP es el escaloncito en el medio que sentí necesario para una previa a lo que se viene.

¿Ya está para grabarlo?

Las canciones están. Ahora lo que estaba haciendo, porque me armé un pequeño home studio en casa con la pandemia, es el proceso de terminar de armar los arreglos. Son 20 canciones, de las cuales espero que queden entre 10 y 13. Lo que sí falta es armar la banda con la cual vayamos a grabar, porque desde el sonido es un disco que creo que va a sonar con muchas más cosas tirando al pop y al indie rock con algunos tintes de britpop que es algo que me gusta mucho, aunque va a seguir siendo de folk. Van a haber cositas de Radiohead, Blur, Oasis y cosas que forjaron lo que escuchaba de chico. Todo eso lo vamos a poder ver cuando nos podamos juntar a ensayar.

¿Pensaste en usar el home studio para hacer un live streaming?

Sí, lo pensé. También pensé juntarme con los músicos que lo grabamos, que somos Jano, Facu y yo, y quizás alguno más para hacerlo más cálido. Y sino, hacerlo yo solo en algún momento como para que no quede como una cosa que sale y no tenga una presentación. Realmente me gustaría. No lo tengo bien cerrado todavía, pero sí es una idea.

¿Qué venís trabajando con Combi?

Con Combi en 2018 grabamos 15 canciones que al momento de editarlas decidimos que sean dos discos. El primero salió el año pasado en 2019 y se llamó Tierra, que es un disco muy lindo y muy cálido. Es más tirando al pop y con una instrumentación más eléctrica. La segunda parte decidimos que salga en un disco distinto porque nos parecía muy largo para uno solo y que era más interesante que salieran dos cortos. Estamos viendo si sale a fines de este año o comienzo del que viene, pero el primer single salió el 6 de noviembre y se llama Astronautas. Se pisa con mi EP, pero con el contexto de pandemia me parece que es válido y hay que apostar. A pesar de que no permite tener el descanso necesario entre una cosa y la otra está bueno que si hay un público, que como artistas independientes siempre es más difícil que nos sigan, teniendo más material por ahí quedamos presentes en la cabeza de los que nos escuchan. Después de tanto tiempo encerrados está buenísimo poder salir de nuevo.

¿Qué diferencias ves entre tocar con banda y hacerlo solista?

Siempre tengo una dicotomía entre ser solista y ser parte de una banda, porque en estos momentos también soy parte de una banda, Combi, y formé parte de bandas. Son dos proyectos en paralelo que van de la mano y lo que pasa con las bandas que está buenísimo es que cuando somos más podemos dedicarnos a tocar, a hacer cosas, a darnos esa posibilidad de dividirnos las tareas y si nos pinta que en un instrumento vaya una cosa o la otra, sobre todo en cuerdas, poder dedicarle el tiempo y hacerlo. Cuando uno es solista eso no lo tiene, entonces por ahí tiene que resolverlo con amigos, amigas o con el productor. Jano me ayuda un montón con algunas cosas para grabar, él toca todo, es un maestro. Después por otro lado lo bueno es que las decisiones artísticas son muy de uno cuando uno es solista, puede llevarlo para donde uno quiere y cuando uno es una banda tiene que coincidir con los demás.