La vida te da sorpresas

SERENDIPIA3

En Serendipia, Agustín “Soy Rada” Aristarán combina música y humor en una autobiografía en la que repasa, precisamente, las serendipias de su vida.

 Por José Francisco Caballero

Según Wikipedia, una serendipia es “un descubrimiento o un hallazgo afortunado, valioso e inesperado que se produce de manera accidental, casual o por destino, o cuando se está buscando una cosa distinta”. Ejemplos célebres de serendipias son el Viagra, el LSD, los rayos X, la penicilina, el endulzante artificial y el horno a microondas. Pero no todas las serendipias tienen tanto peso internacional, en nuestras vidas personales seguramente podamos encontrar algunas más o menos importantes para nuestra propia historia.

Y ése es justamente el disparador del espectáculo que por segundo año consecutivo Agustín Radagast Aristarán presenta en el teatro Metropolitan Sura. Como aquel niño español a quien Papá Noel traía en lugar de su ansiada bicicleta una “puta peonza”, en una de los primeros fenómenos “virales” de que yo tenga memoria, Soy Rada tampoco recibió el regalo que esperaba (si usted no tiene idea de qué estoy hablando, googlee: la divertida carta de protesta del frustrado pequeño está diseminada por cientos de sitios de la web). En la primera serendipia de su vida, Radagast encontró al pie del arbolito un juego de magia con el que aprendería los trucos iniciales que lo llevaron desde los semáforos y fiestas de 15 de su Bahía Blanca natal a los escenarios de la calle Corrientes y de diversas ciudades del país y el mundo a los que lleva sus espectáculos. Hasta llegó a la mismísima plataforma Netflix, en la que puede verse su show anterior.

Durante una hora y media, Aristarán alterna monólogos de stand up con canciones, todo con mucho contenido humorístico. También hay trucos de magia, claro, pero ya no son el eje de su rutina. El contenido es una historia de neto tinte autobiográfico que va desde su niñez, parodiando a Simba, de El Rey León, hasta su presente, pasando por momentos en los que la panza duele de tanto reír como su canción de amor a Xuxa (y de paso también a las Paquitas) y el pegadizo y desopilante himno que describe su dura adolescencia cuando comprobó que su vida no iba a ser muy llevadera porque “Los magos no cogen”.

Hay que apurarse, recientemente se anunció que Serendipia sólo seguirá en cartel por tres semanas más, los jueves a las 22:30, viernes a las 20, sábados a las 00:30 y domingos a las 21:30. Vaya a verlo, se llevará una grata sorpresa, aunque no califique como serendipia.

Comentarios

comentarios