Luchando por la poesía

luchando

Por Jeremías Felioga

Parece imposible rescatar de un libro cuya tapa negra es tan heavy metal que grita "Luchando por el metal" (título del disco debut de V8), un puñado de poesías tan sensibles. Quizás es una sensación errónea, porque repasando rápidamente algunas canciones del disco -y de tantos otros del género-, notaremos una fibra sensible muy genuina. De todas formas no deja de parecer un contrapunto interesante: la poesía y el rock duro.

Luchando por el metal (Peces de Ciudad, 2017), es el segundo libro de Gustavo Grazioli, y repone de forma lúcida y directa algunas de las inquietudes y paniqueadas más comunes de nuestra generación; pero no es sólo eso. Grazioli navega en una anacronía incesante que va desde Manal y Silvio Rodríguez a cualquier esquina hiper conectada del 2017.

Ya el prólogo (de Kike Ferrari) nos anuncia desde dónde están escritas estas veintiún poesías: desde afuera de la poesía misma. Desde el  interior de la soledad profunda de cualquier persona, la de Grazioli, la mía y la de casi todos. Desde el repertorio más básico y visceral de preguntas. Desde un imaginario tan íntimo como popular. Desde el rock.

Comentarios

comentarios