Mi pobre trineo

chica pez

El desasosiego de la lluvia, o simplemente esa fina llovizna que nos da escalofrío.

Corro en contra del viento y el cuerpo me pesa, cuando corro a favor las gotitas llenan mi boca e inundad mis ojos de pesadas lágrimas.

Nada un pececito que acaricia mi lengua, me hace cosquillas y se sumerge en mi garganta.

Me río y me mojo, un charco llena mis zapatillas y el agua ya traspasa todas las capas de ropa enfriándome el pecho.

La calle adoquinada patina, así que decido deslizarme.

Mi pobre trineo es tirado por la corriente hasta la boca del río que decide tragarme y reír; reír hasta dejar de llover y secarse.

 

Por Perro Gato
Arte de Nair Farina

Comentarios

comentarios