Nueve años de obsesiones

Toc Toc 2 (1)

Toc Toc mantiene vivo su éxito a base de risas, trastornos y complicidades.

Por: José Francisco Caballero

Tuve la suerte de ver Toc Toc, en su puesta argentina, tres veces. La primera cuando era una relativa
novedad, la segunda cuando llevaba unos seis años en cartel y, ahora, en el inicio de su novena
temporada. A lo largo de estos años, si bien el brillante texto del francés Laurent Baffie es el
mismo, pude apreciar una evolución en la que el disparate fue ganando espacio en una pieza ya de
por sí delirante.
Es que, más allá de un par de cambios de actores, la base del elenco es la misma y todos se sienten
tan seguros en sus papeles que se permiten exagerar cada vez más sus Trastornos Obsesivos
Compulsivos, o sea los TOC del título, hasta puntos que de a momentos se escapan de la obra y, con
la complicidad de un público que en gran parte también tiene varias funciones encima, juegan
libremente, sumando momentos francamente graciosos.
Para los que no conocen de qué se trata, va una sinopsis muy básica: Mauricio Dayub, Gimena
Riestra, Daniel Casablanca, Laura Azcurra, Natacha Córdoba y Juan Grandinetti son seis personajes
que, aquejados por diferentes trastornos, coinciden en la sala de espera de un prestigioso psiquiatra,
quien se demora en llegar a atenderlos. Por eso, entre ellos interactuarán, tratando de improvisar una
terapia de grupo francamente divertida, interrumpida de a momentos por las desopilantes
apariciones de la secretaria del doctor, rol en el que se destaca Jorgelina Vera.
Antes de despedirme una advertencia/sugerencia: se trata de la misma obra cuya película llegó a
Netflix a mediados del año pasado. Sé que es tentadora la comodidad del sillón y la aparente
gratuidad de un filme que ya está incluido en el menú prepago, pero realmente la diferencia de
disfrute entre esta la representación teatral y la mediocre adaptación cinematográfica española
amerita cualquier esfuerzo.
Y termino con una duda, ¿mi reiterada visita al teatro será señal de un toc del que no he tomado
conciencia? Por las dudas, trataré de ir algunas veces más hasta estar seguro. Tal vez nos
encontremos en alguna de las seis funciones semanales del Multiteatro Comafi (Corrientes 1283,
Buenos Aires), ¿no?

Comentarios

comentarios