Ruido como antes

Por Jeremías Felioga

Tras 15 años de encargarse de los teclados en Sur Oculto (1999-2014) Fabricio Morás presenta su nuevo disco solista. Después de Dividirse (2006) y Esperando eventos sobrenaturales (2009), Ruido como antes llega para hacernos un poco más felices


¿El disco es fiel a lo que buscabas cuando arrancaste con el proyecto?

Por un lado sí y por el otro no. Pero tiene una mitad infiel muy positiva. Cuando empecé tenía algunas canciones y una idea un poco más acústica del disco, pero cuando empezaron a salir canciones nuevas durante el trabajo, el disco se electrificó y se expandió un poco. Aparecieron cosas más folclóricas en algunos momentos, más rockeras en otros, y algún que otro experimento con la instrumentación. Finalmente el disco fue fiel a la idea de mostrarme lo más claramente posible y esas mutaciones del proceso lo llevaron exactamente a ese lugar. Muestra exactamente por dónde camino musicalmente como solista.

¿Cómo fue el proceso de hacer un disco tan íntimo?

¡La pasé muy bien! Fue Íntimo más en algunos momentos que en otros, porque de la mitad en adelante trabajé con mucha gente muy buena en lo que hace. Armé el disco completamente como maqueta en mi casa, ya con la instrumentación, los arreglos, todo. Ese momento fue muy lindo porque ya empezaba a ver como se iban vistiendo las canciones de maneras a veces inesperadas. Después vino grabar en estudio Liverpool con muy buenos músicos amigos (Seba Teves, Ema Borgna y y Lucas Millicay) y encontrarse con el audio final de las canciones fue llevar todo a otro nivel. Mezclamos y masterizamos en Desdémona Estudio y el disco cerró completamente.

¿Pensás que el formato físico del disco va quedando obsoleto?

No diría que obsoleto, son los tiempos que nos tocan. En una época era la única forma de escuchar la música (sin contar en vivo, claro), después la mejor manera, y ahora una manera más y que depende de la experiencia que busque el que escucha. Dependiendo de quien quiera escuchar, el disco físico puede estar lejos de ser obsoleto. Cambió su función digamos.

Comentarios

comentarios