Solamente una vez

Once 2

Una hermosa película independiente del año 2007 inspiró una obra musical que, luego de triunfar en Europa y Estados Unidos, llegó al teatro Metropolitan Sura.

Por: José Francisco Caballero

Nadie me obliga a escribir estas críticas. Por eso no tienen un ritmo regular de publicación y por eso sólo suelo escribir sobre obras o películas que realmente me gustan. El hecho de que tras un mes, y con vacaciones en el medio incluidas, me encuentre escribiendo esto demuestra claramente que Una vez en la vida me cautivó en serio.

Se trata de la pieza basada en Once, una película irlandesa de éxito moderado que tuvo su momento de gloria cuando su tema Falling slowly sorprendió al llevarse el Oscar a la mejor canción, superando nada menos que a ¡tres! composiciones de la película Encantada (con todo lo que significa tener a los estudios Disney detrás).

La película y la obra narran el ¿romántico? y fortuito encuentro de un músico callejero con una inmigrante checa recién llegada a Irlanda, que a pesar del desarraigo y de su endeble situación económica nunca pierde el optimismo, ni siquiera por su condición de pianista sin piano. No entraré en más detalles sobre la trama, sólo diré que la pieza teatral es un poco más explícita que la versión cinematográfica respecto a los sentimientos que unen a los protagonistas.

Eliseo Barrionuevo se luce en el rol protagónico, especialmente por su desempeño como cantante, con un registro de voz muy agradable. En el rol de la pianista checa, Paula Reca tiene su mayor lucimiento en los momentos cómicos, por su simpatía desbordante y por la ayuda de su lograda tonada de Europa del este.

Lógicamente, la banda sonora cobra un rol preponderante y se destaca por su decena de canciones interpretadas en vivo por un elenco compuesto íntegramente por actores/músicos de primer nivel, que cantan y tocan sus instrumentos (guitarras, violines, pianos, acordeones, batería, bajos, percusiones y más) con una notable emoción que contagia. Uno de mis momentos favoritos (tanto en la película como en la obra) es cuando ella acepta el desafío de él de escribir una letra para una de sus melodías. Tengo debilidad por ese momento en el que se muestra el nacimiento de una canción.

En definitiva, contradiciendo al título de la obra, estoy convencido de que no será una pieza que vea solamente Una vez en la vida.

Comentarios

comentarios