Un personaje que va en contra de lo establecido

anne

Por Agustina Medina

La serie Anne with an E es una versión basada en la saga de libros Ana de las Tejas Verdes escrita por Lucy Maud Montgomery. La serie producida por CBC y Neflix tiene como productor a Moira Walley-Beckett. Cuenta con tres temporadas: la primera de siete y las otras dos diez episodios cada una. Siendo emitida por primera vez el 19 de marzo de 2017 y su última emisión el 24 de noviembre de 2019. Y aunque no posee cuarta temporada sus fans han escrito una petición en false para obtener una cuarta temporada contando con más de 750 mil firmas.

Anne with an E es una serie ambientada a finales del siglo XIX en un pequeño pueblo en la Isla de Príncipe Eduardo en Canadá. Todo comienza cuando los hermanos Cuthbert, Marilla y Matthew, quieren adoptar un niño para que ayude a Matthew con la granja. Y por un mal entendido le envían a Anne (Amybeth McNulty) una huérfana pelirroja de 13 años, soñadora y charlatana. Cuando le es revelado que no es lo que necesitan para la granja las ilusiones de Anne son destrozadas. Y con temor a que la devuelvan al orfanato, nuestra protagonista hará lo que sea para ganarse un lugar junto a los hermanos Cuthbert.

Desde ese momento los episodios nos muestran como nuestra protagonista será la fuente de luz y alegría de los hermanos Cuthbert. Como Anne será despreciada por las personas del pueblo. Su convivencia con sus prejuiciosos compañeros de escuela. También veremos que deberá enfrentarse a los sucesos del presente y los recuerdos de su pasado. Anne with an E es una serie con una escenografía y ambientación maravillosas. Los actores y el vestuario son perfectos. El guión junto a las tomas de decisiones de la producción y de sonido nos dan como resultado un magnifico audiovisual.

Su personaje principal es la joya de la serie, no solo por sus características físicas sino por su maravillosa personalidad. Anne posee la capacidad de ver lo bello en los lugares más desoladores y crear fantasías al respecto. Desarrollando un don para poder expresarse con las palabras tanto al hablar como al escribir. El personaje es tan alegre y positivo que irradia luz
propia. Yendo en contra de los esquemas establecidos de los personajes que tienen un pasado desolador y trágico y que por eso son los malos de las ficciones. Anne nos demuestra que el
pasado no debería condenar nuestro “yo” y actitudes del presente, mientras va desarrollándose y mejorando cada día.