Una serie atípica

Atypical-Netflix-Season-2

Por Fátima Jazmín Bize

“Soy raro. Eso es lo que todos dicen" es el diálogo que da inicio a Atypical. Esta serie protagonizada por Keir Gilchrist nos cuenta la historia de Sam Gardner, un adolescente de 18 años con Trastorno del Espectro Autista (TEA) que se enfrenta a una gran cantidad de cambios típicos de esta etapa de la vida.

La interpretación extraordinaria de Keir nos muestra a un joven con hipersensibilidad a los ruidos y luces fuertes, con dificultades para comprender los chistes y con una literalidad propias de las personas con TEA. A lo largo de tres temporadas y con capítulos cortos que varían entre los veinte y treinta y cinco minutos de duración, Atypical nos invita a reflexionar acerca de los prejuicios existentes en una sociedad que no parece encontrarse preparada para convivir con personas con discapacidades psíquicas.

A diferencia de muchas series y películas donde las patologías psíquicas son vistas como sinónimo de anormalidad y segregación, Atypical nos muestra que una persona con TEA puede enamorarse, tener sexo y hasta ir a la universidad.

Además de esta mirada inclusiva que me parece sumamente interesante y necesaria, Robia Rashid refleja las formas de vincularse que existen en una familia portadora de un hijo con alguna discapacidad psíquica. El duelo que atraviesan los padres ante la aparición de un diagnóstico, la culpa y la sobreprotección son solo algunas de las problemáticas que podemos observar en esta divertida serie que logrará hacerte reír, llorar y, lo más importante de todo, tomar conciencia de la necesidad de formar una sociedad más tolerable e inclusiva.

Comentarios

comentarios